fbpx
IG Live Esther Pina

Esther Pina: “Si puedes poner tu granito de arena y no lo haces, eres parte del problema”

Secret Sound es una empresa que gestiona la accesibilidad de personas sordas a eventos audiovisuales. En este IG Live hablamos con su CEO y fundadora, Esther Pina, Alumni Explorer y una de las 22 personas que cambiarán el 2022. No lo decimos nosotros, sino la revista Forbes.

Que un proyecto como Secret Sound apareciese “por casualidad” no deja de sorprender, pero el emprendimiento es así. Pivotar es clave, lo hemos dicho muchas veces, y Esther Pina, CEO y fundadora de esta compañía, lo sabe bien.

“Cuando entré en Explorer quería crear un sello discográfico que diera visibilidad a los artistas. Pero también deseaba patrocinar una asociación y descubrí la labor de Aspanpal, en Murcia, que enseña a niños sordos a bailar flamenco. Hablamos de una discapacidad muy invisibilizada; cuanto más descubría, más alucinaba. Me impresionó mucho que no se hiciera nada para que disfrutasen de la música. Siempre he dicho que si puedes poner tu granito de arena y no lo haces, eres parte del problema, así que adapté mi proyecto”, nos cuenta en el IG Live que ves bajo estas líneas.

Así nació Secret Sound, una empresa que gestiona la accesibilidad de personas sordas a eventos audiovisuales. En España hay más de un millón de hombres y mujeres con esta discapacidad, pero solo el 1% de los espacios está adaptado para ellas. Una de las soluciones es el bucle magnético, un sistema que pueden utilizar aquellos que llevan un implante coclear (“ese que consiste en un circulito pegado a la cabeza”, explica Esther). El bucle magnético selecciona una fuente de sonido, el implante lo capta y lo traduce a ondas electromagnéticas. Por razones médicas, un implante coclear solo es adecuado para el 2% de las personas con problemas de audición, “pero hay que potenciar que esas personas puedan asistir a eventos y escucharlos”, asegura Esther.

Aunque estudió Comunicación Audiovisual, todo lo que ha aprendido con las familias de la asociación ha hecho que su proyecto creciera, se desarrollara y ganase un premio en 2019. Un año después, estaba preparando su primer festival accesible, pero llegó la pandemia. “Fue necesario pivotar otra vez; observamos que la nueva situación duplicaba y triplicaba la brecha digital. Tuvimos nuestra experiencia piloto en febrero, con el III Congreso de Responsabilidad Social Corporativa de Murcia. En marzo salimos al mercado; desde entonces no hemos parado: estamos en fase de despegue. Y es gratificante ver que si bien es difícil concienciar a la sociedad sobre este tema, ya se observan pequeños cambios”, señala.

Esta trayectoria ha provocado que la revista Forbes se haya fijado en Esther, nombrándola una de las 22 personas que cambiarán el 2022. “Explorer es un paso importantísimo en el emprendimiento y luego sueñas con salir en Emprendedores o Forbes… Yo ni sabía que estaba en la lista; me enteré porque me etiquetaron en LinkedIn y pensé que era un error”, nos explica.

Por supuesto, no todo ha sido un camino de rosas. Esther ha encontrado dificultades y ciertos prejuicios debido a su juventud, ha vivido en primera persona los efectos de poner el trabajo por encima de su bienestar y ha tenido experiencias negativas. Pero ha sacado enseñanzas muy valiosas: “Un emprendedor debe tener pasión. Explorer es una experiencia muy corta, aunque parece larga, e intensa, y debes quedarte con lo que puedas… y creer que se puede. Sobre todo, hay que ser resilientes”, concluye.

Si quieres saber qué experiencias negativas le enseñaron algo importante, cuáles son sus planes de futuro o qué habilidad ha implementado en su día a día para cuidarse, no te pierdas el IG Live que mantuvimos con ella.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Explorer – emprendimiento (@explorerbyx)

Comparte este post

Comparte este post

Suscríbete al blog

Apúntate a Explorer

Te puede interesar

Trabajo asíncrono

¿Sabes aprovechar el trabajo asíncrono? Te contamos cómo

Un sistema de trabajo asíncrono tiene una ventaja incontestable: cada uno realiza sus tareas en un proyecto cuando más le conviene, sin ceñirse a un horario o estar pendiente de los demás. ¿Sabes cómo aprovecharlo al máximo? Sigue leyendo.