Gestión del tiempo

Cómo estudiar, trabajar y completar el programa Explorer al mismo tiempo

Muchas veces sentimos que “no nos da la vida”... y si estudias y trabajas, seguro que sabes de lo que hablamos. Pero, con un poco de organización, 24 horas dan mucho de sí. Te contamos cómo.

Si alguna vez te has planteado trabajar y estudiar a la vez, seguro que los horarios te han dado más de un dolor de cabeza. Pero has conseguido encajarlos, ¿verdad? No has renunciado a ninguna de las dos cosas porque la primera lleva cash a tu cuenta corriente (muy necesario) y la segunda te prepara para seguir avanzando en tu carrera profesional. De hecho, la formación es casi continua en muchas empresas.

La contrapartida es que apenas queda tiempo para dedicártelo a ti, lo sabemos. Pero… ¿y si te decimos que no solo puedes sacar más horas para tus aficiones, sino también para dedicárselas a Explorer? No te vamos a mentir: te enfrentas a un reto. Pero la recompensa es tan satisfactoria (verás avanzar y crecer tu proyecto, conectarás con tu futuro) que merecerá la pena. ¿Dónde está el secreto? En tener la convicción de que alcanzarás tus metas y tus objetivos.

Por qué seguir formándote

Aunque ya estés trabajando, continuar estudiando siempre es una buena decisión. Y si, además, la formación te trae beneficios como lograr una mayor independencia económica o ser tu propio jefe (hablamos de Explorer, obvio), mejor que mejor. Desarrollarás nuevas habilidades o mejorarás algunas que ya tenías, ampliarás tu red de contactos, te mantendrás intelectualmente activo y te acercarás a otras oportunidades laborales. 

A nadie se le escapa que esto exige una cuidadosa planificación y que seas sincerx en cuanto al tiempo que puedes dedicar a cada área de tu vida. Empieza pensando en todo aquello que te hará las cosas más fáciles: una formación principalmente online para realizarla cuando y donde más te convenga (vaya, justo como Explorer), que te exija no más de 8-9 horas a la semana (Explorer requiere justo eso), en la que podrás resolver dudas y tener apoyo y feedback gracias a tus compañerxs (¡de nuevo como en Explorer, qué casualidad!).

¿Estudias y trabajas? Toma nota de estos tips

Para gestionar con éxito las prioridades y compromisos, debes establecer una organización; no solo te ayudará a tener más claro tu día a día, sino que también reducirá el estrés, por lo que te sentirás mayor motivación.

  1. Analiza cómo empleas tu tiempo. Revisa qué actividades consumen más minutos en tu jornada y decide cuáles no son necesarias y a cuáles puedes dedicar menos horas. Por ejemplo, podrías evitar desplazamientos realizando la compra o ciertas gestiones online, planificar desde el menú semanal a la ropa que vas a ponerte cada día, delegar tareas domésticas, etc.
  2. Establece un plan de acción. Cuanto más detallado, mejor: incluye tu horario de trabajo y el que vas a dedicar al temario, las fechas de entrega de tareas (en Explorer te avisaremos con tiempo, pero no está de más que las tengas siempre a la vista) e incluso tus obligaciones en casa. De esta forma, te será más sencillo organizarte. 
  3. Identifica tu momento de mayor rendimiento en el día. Y resérvalo para los cometidos de tu agenda que más energía consuman.
  4. Deja tiempo en el horario para posibles imprevistos. Puedes hacerlo asignando minutos “extra” entre tareas. Si planificas cosas inesperadas, te adelantarás a los acontecimientos y evitarás el estrés.
  5. No pospongas las cosas hasta el último minuto. Procrastinar aumentará tu frustración; para evitarlo, divide los quehaceres en pequeños pasos o metas: tu trabajo será de mayor calidad y estarás más tranquilx sabiendo que todo está bajo control.
  6. Evita distracciones y la multitarea. El cerebro no tiene la capacidad de concentrarse con la misma atención en varias cosas a la vez: si sufrimos interrupciones frecuentes o saltamos de un cometido a otro, no profundizaremos ni nos enfocaremos en ninguno. Lo mejor es trabajar en una tarea de forma continuada y, una vez acabada, pasar a la siguiente.
  7. Aprende a manejar el estrés. Encuentra la forma de relajarte que mejor te funcione: ejercicios de respiración, la práctica del yoga o la meditación proporcionarán beneficios a tu salud física y mental. Y hablando de eso…
  8. Come sano, haz deporte y duerme las horas necesarias. Todo eso aumentará el rendimiento de tu cerebro y de tu cuerpo, por lo que mejorarán tu memoria, tu productividad, tu concentración y tus habilidades para tomar decisiones. También procesarás la información de forma más eficaz.
  9. Otórgate recompensas cuando alcances un objetivo. Cena lo que más te guste, haz una escapada de fin de semana o pasea por tu parque favorito. Elige algo que te sea grato y satisfactorio, con el fin de aumentar tu motivación y tus ánimos para seguir adelante.
  10. Pide ayuda cuando lo necesites. Aprovecha la red que se crea en un programa como Explorer para resolver dudas o solicitar feedback. Por supuesto, apóyate en tu familia y amigos: están orgullosos de tu esfuerzo y te ayudarán a alcanzar tus metas.

Y ahora que tienes el tiempo en tus manos… ¿te apuntas a Explorer?

Comparte este post

Comparte este post

Suscríbete al blog

Apúntate a Explorer

Te puede interesar