fbpx
8M, emprendimiento en igualdad

Glosario 8M para emprender en igualdad

El feminismo es un movimiento, también una agenda y una teoría económica, pero, por encima de todo, es una forma de observar y transitar el mundo desde un lugar inequívoco: el de la igualdad. ¿Qué ocurre cuando aplicamos esa mirada al emprendimiento?

Aunque en Explorer trabajamos desde esa óptica en nuestro día a día, creemos que una fecha como el 8 de marzo sirve para visibilizar y tratar de explicar los retos a los que se enfrentan, entre otras emprendedoras, las participantes en Explorer. ¿Cuáles son las principales desigualdades con las que se siguen encontrando las mujeres a la hora de emprender? Echa un vistazo a este mini-glosario que hemos preparado y a las soluciones que proponemos para construir ecosistemas de emprendimiento más igualitarios

 

Liderazgo

Es la condición de líder, alguien capaz de influir en su equipo para lograr unos objetivos. Curiosamente, las habilidades necesarias para liderar (escucha, capacidad de comunicación…) son cualidades que se dan en mayor medida entre las emprendedoras y, muy probablemente, una de las razones por las que los proyectos comandados por mujeres tienen una tasa de supervivencia superior: en 2019, el 58% de las empresas creadas por hombres fracasaron, frente al 30% de las que tenían mujeres al frente. 

Nuestra propuesta: trabajar desde dentro de los ecosistemas de emprendimiento para poner en valor esas habilidades y a las mujeres que las despliegan. Asimismo, ayudar a los hombres a incorporarlas también a la gestión de sus proyectos y equipos. 

 

Sesgo/Bias

Conductas e ideas preconcebidas. Son los conocidos como estereotipos de género, que se activan de manera inconsciente en los análisis que llevan a cabo, por ejemplo, muchos inversores y fondos sin ni siquiera ser conscientes de ello.

La desigualdad entre hombres y mujeres en el emprendimiento se manifiesta en hechos objetivos como que los proyectos de mujeres reciben menos inversión que los liderados por hombres. Esto es debido en parte a esos sesgos o bias que colocan a las mujeres en una situación de desventaja por el mero hecho de serlo. Los datos nos dicen, según Mujeres Avenir por la Conexión, que las compañías fundadas por hombres tienen un 10% más de posibilidades de ser financiadas (la mayor parte del capital riesgo está en manos masculinas y casi todo el dinero de las grandes fortunas se destina a empresas lideradas por hombres). El año pasado, los proyectos que solo contaban con mujeres en su equipo formaron su capital en un 61% con fondos propios y en un 15% con privados, completándolo con fondos públicos y FFF. Las empresas compuestas únicamente por hombres integraron su capital con un 48% de fondos propios y un 32% de privados; el 20% restante correspondía a fondos públicos (4%) y a FFF.

Nuestra propuesta: incorporar la mirada de género al análisis de proyectos, ayudar a los inversores y fondos a entender los beneficios de apostar por proyectos liderados por mujeres. 

 

Mansplaining

Este neologismo anglófono está formado por las palabras man (hombre) y explaining (explicar). Su definición consiste en explicar algo a alguien, especialmente un hombre a una mujer, de una manera considerada como condescendiente o paternalista. No se tiene en cuenta que la mujer que recibe la explicación sabe más sobre el tema que quien lo está explicando. En el mundo del emprendimiento, la mayoría de los mentores son hombres

Nuestra propuesta: impulsar más redes de mujeres mentoras, pero también abrir una reflexión entre los mentores hombres sobre este tema. Cuando mentorizas a mujeres, ¿has llevado a cabo un ejercicio de autoobservación y te has dado cuenta de que con frecuencia despliegas este tipo de conductas tóxicas? Es un gran paso, el primero para tratar de cambiar y contribuir a construir ecosistemas de emprendimiento más seguros e igualitarios. Ayuda a otros mentores a reconocerse y revisarse. 

 

Netbonding

Este término, acuñado por Patricia Araque, Directora Ejecutiva de Explorer, trata de poner nombre a una práctica que nos anima a construir una red de contactos que va más allá de los intereses de negocio (eso sería el networking de toda la vida). En el emprendimiento, rodearte de una red que entienda los desafíos a los que nos enfrentamos cada día y nos sustente en lo emocional es clave para ayudarnos a avanzar. 

Nuestra propuesta: rodéate de otras personas emprendedoras que te comprendan y te ayuden a cuidarte emocionalmente, construye espacios de seguridad en los que poder compartir miedos y ansiedades. Si eres mujer, crea además tu propia red de emprendedoras: aún hay desafíos a los que solo nos enfrentamos nosotras y siempre viene bien compartirlos con otras compañeras que han pasado o están pasando por las mismas situaciones. 

 

Aliado

Persona que se une con otra para lograr un mismo fin. Cuando aplicamos la mirada feminista al emprendimiento, lo definimos como el socio, inversor o mentor que entiende todas las propuestas que hemos hecho anteriormente, las utiliza para revisarse, las respeta y las aplica.

¿Y tú? ¿Qué haces para construir un emprendimiento más igualitario y justo para todos y todas? Nos encantaría escuchar experiencias en este sentido y trasladarlas dentro de la comunidad Explorer como buenas prácticas. 

 

Y si quieres compartir todo esto… ¡aquí tienes esta infografía!

 

 

Glosario 8M emprendimiento igualitario

Comparte este post

Comparte este post

Suscríbete al blog

Apúntate a Explorer

Te puede interesar

Fases startup

Las fases de una startup: hasta el éxito y más allá

Como persona emprendedora, debes conocer las fases de una startup: nace, crece, se reproduce… ¡Ah, no! Eso es otra cosa. Descubre cuáles son las etapas que seguirá tu idea hasta alcanzar el éxito (y qué pasa después).